El nuevo Eje Pere IV

Poblenou. Un único carril de circulación, carril bici, aceras más anchas, mobiliario nuevo, alumbrado eficiente... Estas son algunas de las mejoras realizadas en la primera fase de la remodelación, entre las calles de Roc Boronat y Bilbao.

Las obras de reurbanización e infraestructura del tramo de Pere IV, entre las calles de Roc Boronat y Bilbao, ya se han acabado. El resultado es un eje más agradable y pensado para los peatones, con un único carril de circulación, carril bici, aceras más anchas, nuevo mobiliario urbano y alumbrado y recogida neumática de residuos. La transformación total del Eje Pere IV se realizará por fases y continuará a principios de año en el tramo entre la rambla de Prim y la calle de la Selva de Mar.

Las obras de este tramo inicial han tenido un presupuesto de licitación de 7.100.899,11 euros (IVA incluido), y se ha actuado sobre un total de 559 metros de longitud. La actuación deja atrás una calzada de tres carriles de circulación para dar paso a una nueva calzada de sentido único, en dirección Besòs, que incluye un carril de circulación y un carril de servicios destinado a zonas de carga y descarga, aparcamiento de motos y otros servicios, en el lado mar.

El tramo remodelado incluye un carril bici bidireccional, aceras más anchas, nuevo mobiliario urbano (bancos, papeleras y aparcamientos de bicicletas), nuevo alumbrado con tecnología LED y árboles. También se ha construido una nueva red de alcantarillado y de recogida neumática de residuos y se han instalado diversos puntos de recogida con buzones y contenedores en superficie. Junto con esta transformación se han adaptado los pasos de peatones y la semaforización y señalización de los cruces.

La reforma de Pere IV continuará por fases y la próxima que se realizará será en el lado Besòs. En estos momentos se está redactando el proyecto ejecutivo del tramo entre la rambla de Prim y la calle de la Selva de Mar, con la previsión de tenerlo terminado y poder empezar las obras a principios del 2018. El anteproyecto ya se ha presentado al vecindario para consensuar la actuación.

Recuperar el pasado industrial y dinamizar el entorno

La actuación también pretende poner de relieve el rico patrimonio histórico de la zona. Así, el pasado industrial de Sant Martí se recuperará y se preservará a través de un proyecto de señalización histórica que se instalará a lo largo de toda la calle de Pere IV una vez se acabe la remodelación de este eje, que atraviesa de punta a punta casi todo el distrito. Se instalarán un conjunto de dieciséis plafones con información e imágenes históricas que remitirán al pasado y a la memoria industrial y preindustrial y que se situarán de forma permanente en puntos estratégicos de la calle.

Además, en el marco de la transformación de Pere IV, el Distrito de Sant Martí, en colaboración con las entidades vecinales y ciudadanas reunidas en la Mesa Eje Pere IV, trabaja para dinamizar a escala social, cultural y económica todo el entorno. La idea es hacer de Pere IV un polo de atracción de actividad económica social y cooperativa y dar prioridad a las empresas vinculadas al territorio.